PESTO DE HOJAS DE ZANAHORIA

#Salsas y guarniciones 13 octubre 2021

¿A que cuando vas a comprar a la frutería, siempre pides que te corten y tiras las hojas de los tallos de las zanahorias?


¡¡Pues se acabó!! ¡¡Un residuo menos en nuestras compostadoras o vertederos!!


Utilizar las hojas de las zanahorias en un pesto, sustituyendo a la albahaca, es una idea que nunca había pensado hasta que la descubrí en el libro de Sebastian Simon, (ya os hablé de él en otra entrada), y estoy segura que a muchos de vosotros tampoco se os había ocurrido.


La frutera de la tienda donde compramos habitualmente no entendía por qué no quería que me cortara los tallos (¡con lo que abultan!), así que… ella tampoco sabe que se puede hacer. Pero como sabe cómo soy, le dijo a mi marido que bajo ningún concepto los cortaba, que yo le había enviado un whatsapp muy clarito con la lista de la compra y que se los llevara así, a pesar de que él le insistía en que le quitara los tallos. El próximo día que vaya yo se lo explico y resolvemos el misterio…


Si probáis la receta, seguro que a partir de ahora empezáis a pedir vosotros también los manojos de zanahorias con tallos.




¿Y eso está bueno? Pues claroooo!!! Si lo comparas con el sabor de un pesto de albahaca, no es tan intenso, pero si usas unas buenas almendras tipo marcona el resultado es muy rico. En su lugar, también puedes usar anacardos, o piñones, ¡como en la receta original!


Una alternativa para utilizar este pesto de diferentes formas, es que una parte del resultado lo mezcles, una vez hecho, con un poco de queso cremoso, en un bol con una cuchara o tenedor, o bien unos segundos a velocidad media en el robot de cocina. Tendrás un untable delicioso para combinar con crackers o con bastoncitos de zanahoria cruda, o para montar un bocadillo con rodajas de tomate, con huevos mollet, con aguacate… ¡qué maravilla!


Vamos con la receta!!



Ingredientes:


Hojas de un manojo de unas 8 zanahorias (sin tallos, lavadas y bien secas)


120 gr de queso parmesano


70 gr de almendra marcona cruda (o aún mejor, tostada 2-3 minutos en una sartén para potenciar el sabor)


120 ml de aceite de oliva virgen extra


2 dientes de ajo




Preparación con Thermomix® :


Pesa el aceite en una jarra sobre la tapa, antes de empezar y resérvalo.


Pon el parmesano en trozos en el vaso y rállalo con unos golpes de Turbo o bien con 10 segundos / velocidad 10.


Añade las almendras crudas (o tostadas, pero ya frías) y tritura 5 segundos / velocidad 10.


Agrega los ajos y las hojas de los tallos verdes (sin tallos) limpios y secos, y tritura 15 segundos / velocidad 6.


Programa 3 minutos a velocidad 3 y mientras vierte en hilo sobre la tapa del vaso con el cubilete puesto el aceite reservado, para conseguir una emulsión perfecta.





Conservación: Puedes guardar en un tarro hermético en la nevera durante 4-5 días y usarlo en platos de pasta, ensaladas de arroz, quinoa o legumbres, en tostadas, bocatas, rolls, pitas y sandwiches!