Salsa Romesco

#Salsas y guarniciones 22 febrero 2019

La salsa romesco es una salsa muy utilizada en todo Cataluña cuyo origen está en la provincia de Tarragona. Como casi todas las recetas tradicionales tienen un montón de variantes según el cocinero que la prepare y según la zona donde estemos. Podemos así jugar un poco con los ingredientes para darle un toque más o menos picante, mayor o menor espesor o también acentuar el sabor a vinagre o por el contrario hay quien sustituye también las almendras por avellanas. En cualquiera de los casos, la salsa romesco es una salsa muy sabrosa que combina a la perfección con platos tanto de carne, como de pescado o incluso para comerla sola acompañada de un buen pan.


Preparación


5 min.


 Cocinado


45 min.


 Total


50 min.


 Raciones


4 personas


Ingredientes


3 tomates en rama


30 gr. de pan tostado o pan frito


1 ñora que habremos hidratado durante toda la noche anterior en un bol con agua hasta cubrirla


media cabeza de ajos más un diente de ajo


150 ml. de aceite de oliva


25 ml. de vinagre de vino


50 gr. de almendras tostadas


25 gr. de avellanas tostadas y peladas


5 gr. de sal (una cucharadita)


1 guindilla (opcional)




Preparación del romesco


1-


Precalentamos el horno a 180ºC y lavamos los tomates. Practicamos una cruz en la base de cada tomate y los ponemos en una fuente de hornear con la cruz que les acabamos de practicar mirando hacia arriba y los pondremos junto con la media cabeza de ajos (el otro diente de ajo lo dejaremos reservado para más adelante) y un chorrito de aceite de oliva. Asamos juntos los tomates y los ajos durante 40 minutos aproximadamente.


2-



Vertemos en el vaso el pan, las almendras, las avellanas, la sal y el diente de ajo crudo y pelado. Programamos 30 seg/vel 7.


3-


Cortamos la ñora por la mitad y le quitamos las semillas y la parte del tallo y la añadimos al vaso. Pelamos así mismo los tomates y los ajos que hemos asado y lo añadimos también al vaso. Añadimos el vinagre y la guindilla y programamos 30 seg/vel 7.


4-



Ponemos la velocidad a 4 1/2 sin programar tiempo y vamos a ir añadiendo el aceite por el vocal de manera que vaya cayendo muy lentamente sobre la salsa y vaya creando una emulsión perfecta. Cuando hayamos terminado de incorporar todo el aceite nuestra salsa ya estará lista para consumirla.




Algunas aclaraciones


Guarda la salsa en un tarro hermético en la nevera para su perfecta conservación.


Si no te gusta el picante suprime la guindilla y si por el contrario quieres rebajar el punto de picante, añádele solo una parte de la guindilla


Si te gusta la salsa más o menos espesa puedes variar también la cantidad de pan




Si te quieres ganar la Thermomix® pregúntame y te explico cómo!!!!!