MOUSSAKA DE POLLO

#Carnes y aves 21 enero 2019

Ingredientes para 6 personas:


- 2 Berenjenas de unos 200 gramos aprox.


- 150 gramos de cebolla (cortada en cuartos).


- 2 dientes de ajo.


- 2 ó 3 tomates maduros (250-300 gramos aprox).


- 50 gramos de aceite de oliva.


- 3 cucharaditas y media de sal.


- 1 pechuga de pollo cortada en trozos ( unos 700 gramos aprox).


- 1 ó 2 pellizcos de comino molido.


- 1/2 cucharadita de tomillo seco.


- 1 pellizco de pimienta molida.


- 3 huevos.


- 2 yogures griegos.


- 80 - 100 gramos de queso emmental rallado.


* Preparación:


1.- Corta las berenjenas a lo largo en lonchas de unos 5mm. Colócalas sobre papel absorvente de cocina y espolvoréalas con 2 cucharaditas de sal. Reserva.


2.- Pon en el vaso la cebolla, los ajos, los tomates y el aceite. Trocea 2 segundos / Velocidad 5. Sofríe 6 minutos / 120°C / Velocidad cuchara.


3.- Añade el pollo, el comino, el tomillo, la pimienta y 1 cucharadita de sal. Sitúa el recipiente Varoma en su posición. Pon dentro del recipiente Varoma, la mariposa tumbada para que circule bien el vapor y reparte las lonchas de berenjenas en capas entre el recipiente y la bandeja Varoma. Tapa y programa 17 minutos / Temperatura Varoma / Velocidad 1.


4.- Retira el Varoma y pon el cubilete en la tapa. Programa 4 segundos / Velocidad 4. Vierte el contenido del vaso en el cestillo colocado sobre un bol para recoger el caldo.


5.- Precalienta el horno con grill a 200 °C.


6.- Coloca en un una fuente de horno refractaria (de 20 x 30 cms aprox) una capa de berenjenas, pon sobre ellas la mitad del relleno, otra capa de berenjenas y la otra mitad del relleno, acaba con una capa de berenjenas.


7.- Pon en el vaso, los huevos, los yogures y la 1/2 cucharadita de sal con el pellizco de pimienta. Mezcla programando 10 segundos / Velocidad 4. Vierte la mezcla sobre la última capa de berenjenas.


8.- Espolvorea con el queso emmental rallado y gratina 10-12 minutos a 200 °C. Deja reposar 15 minutos fuera del horno, corta y sirve.


NOTA: El caldo sobrante del relleno es perfecto para añadir a guisos de carne, o verduras.